La demanda por acceso a la educación ha promovido el tránsito de una educación de élites a una educación de masas, y ha incentivado múltiples transformaciones en los sistemas universitarios para ajustarse a esas exigencias. Sin embargo, la masificación también ha evidenciado que las instituciones tienen grandes dificultades para responder a la demanda por tener estructuras rígidas, por su baja articulación a los otros niveles educativos, por su poca diversificación, por sus programas homogéneos sin capacidad de responder a la transdisciplinariedad”.

Fernando Barrios Ipenza: el acceso a la educación ha incentivado múltiples transformaciones.

Fernando Barrios Ipenza: el acceso a la educación ha incentivado múltiples transformaciones.

Precisamente, para responder mejor a la demanda y adaptarse a las megatendencias que transformarán el sector de la educación superior, Barrios Ipenza sugiere apostar por la calidad académica, la tecnología digital, el acceso al conocimiento, la democratización del aprendizaje, la movilidad global y la integración con la industria. “Estos impulsores del cambio van a transformar el panorama de la educación superior, por lo que obliga a las universidades a adaptar sus modelos de negocio. La suma total de estos factores de cambio generará un panorama de un mercado de educación superior muy diferente dentro de 15 años”, apuntó.

Por ello, dentro de poco las universidades se verán obligadas a crear nuevos modelos de negocio menos densos y dinámicos en la medida en que aumente la competencia de personal, estudiantes, financiación y socios, además las instituciones privadas explotarán nichos de mercado rentables, mientras que otros van a crear nuevos mercados y fuentes de valor, por ejemplo, mediante la especialización en partes selectas de la cadena de valor de la educación enfatizó Fernando Barrios.